martes, 17 de marzo de 2009

De Héroes


La vida de grandes hombres nos recuerda:
podemos hacer sublime nuestra vida
y, al morir, dejar a nuestro paso
huellas que perduren en el tiempo.

Henry Wadsworth Longfellow
1807-1882
Fotografía de casa.

2 comentarios:

Goathemala dijo...

¿Algo mejor que dejar un grato recuerdo al irnos con lo poco que somos ante la vastedad de universo y del conocimiento?

Abrazos.

Luna dijo...

Sin intencion de parecer pretenciosa, creo que DEBEMOS hacer sublime nuestra vida, la vida es un regalo, y como tal hay que agradecerlo y considerarlo.

Y nada más sublime que nuestra huellas perduren en el tiempo.
Un beso.