domingo, 8 de noviembre de 2009

HIPATIA


¡No lo creas Cirilo! Viven en mi corazón,
no como los ves, vestidos de formas perecederas;
sujetos hasta en el cielo a las pasiones humanas,
adorados por el vulgo y dignos de desdén,
sino como los han visto espíritus sublimes:
en el espacio estrellado que carece de moradas,
fuerzas del universo, virtudes interiores,
unión armoniosa de la tierra y el cielo
que encanta al pensamiento, el oído y los ojos,
y que ofrece su ideal accesible a los sabios,
y a la belleza del alma esplendor visible.
¡Tales son mis dioses!

"Hipatia y Cirilo"



Fragmento de HIPATIA, de Cleila Martínez Maza. pág. 352. La Esfera de los Libros. 3ª edición, 2009.
Imagen: Google imágenes, [autores: Nieves y Julio] http://picasaweb.google.es/pfcpantin/PlayaDePanti...)

5 comentarios:

Hipatia dijo...

Sería imperdonable por mi parte no dedicar una entrada a Hipatia.
Saludos desde la Enterprise.

Juan Navarro dijo...

Pareciera la verdad inexcrutable, pero, cuando se sabe observar, cuando se persevera, el cielo se abre a la luz y nos ofrece todas las respuestas.
Un beso.

Revangel dijo...

Hago míos también esos dioses.
¡Salud, Hipatia!

Goathemala dijo...

Imposible ver y sentir ese cielo sin sentirse proyectado.

Un abrazo.

erato dijo...

¡Qué maravilla de homenaje a Hipatia!En saber mirar radica el misterio. Un abrazo desde mis orillas, guapa