domingo, 26 de septiembre de 2010

Sobrevivir soñando


Se hace tan necesario sobrevivir que ya ni siquiera duele intentarlo. 
 Apena pensar que por soñar puedan salir callos.



La imagen procede de google imágenes

6 comentarios:

Goathemala dijo...

Excelente cita, esta. La verdad es que llegado a este punto prefiero esos callos de los sueños a la mayoría de las realidades.

Un abrazo.

Humberto dijo...

Hola, entré a tu blog por casualidad, me pareció magnífico, no quería salir sin decírtelo.
Aprovecho la oportunidad para invitarte al mío que es de literatura.
Un abrazo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

BETO dijo...

Lo comparto en pleno Hipatía. Nadie puede vivir sin soñar. Aunque preguntemos con qué fin, con qué resultados, en ese estado entre el sueño y la vigilia, hasta el cansancio o el olvido, hasta que algo diga basta, podremos decir una y mil veces, no podemos. No es práctica esa conducta, pero la utopía, aun con los ojos abiertos, aun chocando una y otra vez con lo que es más sólido y real, nos sostiene, nos conduce.
Un saludo cordial, roberto

Ikana dijo...

Me he tropezado en la nieve y te he encontrado. Me alegro de haberlo hecho.

Sigo leyendo...

Besos gélidos desde Atlantis

Carlos dijo...

Porqué sobrevivir si se puede vivir a pulsos de sangre desbordados.

La vida es un ejercicio de heroísmo.

Besos hasta Alejandría.

Lobo Alpha dijo...

La mayoria de nosotros somos como poetas trabajando en un banco.